Ministro Walker por crecimiento nacional: “La agricultura chilena fue, lejos, el sector que más creció y desde hace bastante tiempo que está tirando el carro de la economía de Chile”.-

Respecto del crecimiento del sector, el titular del agro se refirió al boom que registra la fruticultura y su contribución al sector no metálico en el crecimiento del PIB.

“La agricultura chilena fue, lejos, el sector de la economía que más creció durante 2018, así, en nuestro primer año de gobierno, alcanzó un crecimiento de 5,8%, con exportaciones por US$ 18 mil millones y, lo más importante, con la creación de más de 800 mil empleos. Fue, por lejos, el sector de la economía que más impulsó el crecimiento de nuestro país”. Con estas palabras, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, destacó la situación del sector silvoagropecuario en el crecimiento de Chile durante 2018.

Además, el titular del agro destacó el crecimiento que mostró la agricultura chilena en 2018, año en el que creció un 5,8%, cifra que está muy por encima del crecimiento de la economía nacional, que alcanzó un 4%. “La agricultura chilena exportó alrededor de US$ 18 mil millones, pero lo más importante es que logramos crear más de 800 mil empleos”, indicó Walker.

En cuanto al sector, todos sus componentes presentaron cifras positivas, siendo la fruticultura la de mayor incidencia y dinamismo. En los productos frutícolas, las estadísticas entregadas por el Banco Central muestran que una mayor demanda externa empujó su crecimiento y según cifras de la Oficina de Estudios Y Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura, (ODEPA), el año pasado cerró con cifras récord en volumen y valor exportado de fruta fresca, con la exportación de 2,83 millones de toneladas de fruta fresca por un valor de US$ 5 mil millones de dólares.

Otro punto relevante en la fruticultura y que es clave para los exportadores, es que se observó una variación positiva de un 10,7% sobre el volumen exportado el 2017, y de un 7% por sobre el volumen exportado el 2016; mientras que, también se vio un avance de 12,7% por sobre el valor exportado el 2017, y de 3% por sobre el valor exportado el 2016.

Y estas cifras, se espera, que sigan sólidas durante los próximos años, ya que para el año 2050 las expectativas son de un crecimiento en la demanda de productos alimenticios en un mundo en el que Chile tiene mucho avanzado con el número de tratados comerciales que ha firmado y por sus avanzados grados de inocuidad alimentaria.

“Para 2050 el mundo va a tener más de 9.500 millones de habitantes, va a demandar un 70% más de alimentos y esos alimentos hay que producirlos con menos tierra y menos agua. Entonces, tenemos que ser doblemente eficientes y Chile tiene una tremenda oportunidad para llegar al 2050 con una agricultura grande, fuerte, moderna, pujante, humana y sustentable”, cerró el Ministro Walker.
Los Ríos

Por su parte la Seremi de Agricultura, Moira Henzi, resaltó la importancia que tiene el sector para la región, “En Los Ríos, el 33% de la población vive en sectores rurales, es decir, más de 50 mil hogares y 109 mil personas. Con un sector silvoagropecuario que se posiciona como uno de los que más aporta al PIB regional alcanzando el tercer lugar con casi un 11%. A eso debemos sumar que durante el 2017 y 2018 las exportaciones crecieron un 32,5% totalizando US$616 millones, siendo China principal país de destino.

Debemos sumar rubros tan importantes como el forestal concentró el 84% de las exportaciones del sector en 2018. En cuanto a superficie contamos con 350.824 hectáreas de superficie silvoagropecuaria donde el 96% corresponde plantaciones forrajeras, cereales y forestales. En otras palabras en este sector tenemos un motor productivo de gran importancia que tanto el Gobierno del Presidente Sebastian Piñera, como nuestro Intendente, César Asenjo nos han mandatado a seguir impulsando con más energía”.

En términos generales, la actividad agrícola creció como consecuencia de mayores cosechas de hortalizas con destino industrial y de cultivos anuales. Respecto de éstos últimos, destacó la producción de raps, remolacha, maíz y trigo. Compensó lo anterior la producción de papas que, debido a una menor superficie sembrada, redujo sus cosechas en el año.

La actividad ganadera en el país registró una mayor producción porcina y de aves. Ésta última se vio incidida principalmente por mayores beneficios en pollos y pavos. Respecto de éstos últimos, el resultado es explicado por la baja base de comparación debido a la gripe aviar ocurrida el 2017.

ducción de trozas de pino destinadas a aserrío; en menor medida, una mayor elaboración de trozas de eucaliptus también explicó el resultado de la agrupación.

Alfredo Arellano Alarcón
Periodista Seremi de Agricultura Los Ríos
Coordinador Regional